sábado, 31 de marzo de 2018

Falso "dulce de membrillo"

Los membrillos siempre me han  llamado la atención especialmente por ser un fruto que no admite más preparaciones que las de hacer dulce con él, es decir, añadir cantidades enormes de azúcar en su cocción. Puesto que yo no utilizo azúcar en mis preparaciones, obviamente el dulce de membrillo es algo que no preparo ni consumo.
Uno de los usos del dulce de membrillo, es acompañar alimentos más ácidos como es la tetilla, uno de los quesos más típicos gallegos y en casa la consumimos con frecuencia pues tenemos la gran suerte de conseguirlas caseras y recién hechas. A mí me gusta comerla sola, pero a mi familia les gusta añadirle algo dulce. Para evitar el azúcar refinado del dulce de membrillo, elaboré esta preparación exclusivamente con fruta y gelatina y el resultado fue estupendo.





Ingredientes:
  • 500 gr de puré o compota de manzana (sin azúcar)
  • 1 sobre y medio de gelatina neutra o agar agar


Procedimiento:

Preparar el puré de manzana tal y como explico en la receta anterior. Retirarlo del fuego y añadir la gelatina en la propia olla. Revolver bien hasta que se diluya totalmente y verter el preparado en el recipiente deseado. Dejar enfriar hasta que se compacte y listo para disfrutar.


Nota: como no lleva azúcar es necesario conservarlo en la nevera y consumir antes de una semana.









Col lombarda

La col lombarda es un excelente acompañamiento para cualquier plato. Hoy os enseño una manera muy sencilla y rápida de prepararla.




Ingredientes:
  • Col lombarda
  • 1 manzana
  • Agua
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen
  • Vinagre de manzana o vino
  • Semillas de sésamo

Procedimiento: 

Lo primero que haremos será picar la col en tiras finas, cuanto más finas, antes se cocinará. Haremos lo mismo con la manzana una vez pelada y descorazonada. Mezclaremos ambos ingredientes y los colocaremos en el molde de silicona para cocinar al vapor en el microondas tras haber colocado en el fondo del mismo un dedo de agua. Cocinaremos unos 10 minutos. El tiempo es orientativo pues dependerá de la cantidad de los ingredientes, la potencia del micro y la textura que más os guste. A mí personalmente me gusta que quede un poco crujiente.
Una vez cocinada la colocaremos en una bandeja y la aliñaremos con sal, vinagre y aceite al gusto. Finalmente colocaremos sobre ella unas semillas de sésamo tostadas.

Semifrío proteico de chocolate y plátano


Esta receta es ideal para tomar como desayuno, merienda o cuando se os antoje algo dulce. Es una preparación alta en proteínas pues el ingrediente principal son las claras de huevo y por ello es muy saciante. Además lleva plátano lo que le aporta el dulzor necesario. Os animo a hacerla y tenerla preparada pues con las cantidades descritas, tendréis para varias raciones.







Ingredientes:


  • 400 gr de clara de huevo
  • 200 ml de bebida vegetal, leche o lo que uséis
  • 100 ml de agua
  • 2 cucharadas de cacao puro en polvo
  • 2 plátanos maduros
  • 6 láminas de gelatina neutra
  • endulzante si se desea (yo no le añadí)
  • frutos secos (opcional)


Procedimiento:

Lo primero que haremos será cocinar las claras. Para ello las colocaremos en un bol, taparemos con film y cocinaremos en el microondas hasta que estén cuajadas. Si ponéis toda esta cantidad junta tardará unos 5 minutos aproximadamente, debéis ir vigilando.
Una vez cuajadas las reservamos y dejamos enfriar un poco mientras calentamos en otro bol el agua, la bebida vegetal y el cacao. Lo retiramos, disolvemos bien el cacao e introducimos las hojas de gelatina para que se diluyan.
En el vaso de la batidora colocaremos el contenido de los dos bols anteriores, añadiremos uno de los plátanos y batiremos hasta que la mezcla esté bien integrada y no queden grumos.
A continuación verteremos la mitad de esta mezcla en el molde elegido (yo utilicé uno de silicona y se desmoldó muy bien), cortaremos el otro plátano en rodajas y lo añadiremos antes de acabar cubriendo con el resto de la mezcla. Si lo deseáis junto con el plátano podéis añadir, nueces, almendras, avellanas..
Introduciremos en la nevera y esperaremos hasta que se enfríe y tome consistencia durante un mínimo de 3 horas aunque yo prefiero dejarlo preparado la noche anterior.
 

Salchichas de pollo caseras

Hoy os traigo una receta de salchichas super fácil y saludable. Para elaborarla necesitáis muy poquitos ingredientes y poco tiempo de elaboración. A mis niñas les han sorprendido mucho y es una opción ideal para los peques, evitando las salchichas industriales llenas de ingredientes nada saludables.








Ingredientes:

  • Dos filetes de pechuga de pollo (mejor casero o eco)
  • Dos lonchas de tocineta
  • Un pimiento asado sin piel (si no lo tenéis podéis usar una lata pequeña de piquillos)
  • 50 gr de queso (yo usé mozzarella)
  • Sal
  • Pimienta 






Procedimiento:


Lo primero será triturar el pollo, la tocineta y los pimientos en una picadora o robot de cocina. Una vez lo tengamos, añadiremos el queso rallado, la sal y la pimienta al gusto. Integraremos bien todo y reservaremos.
A continuación cortaremos cuatro trozos de film en los que repartiremos la mezcla, enroscaremos y apretaremos bien para darle la forma de salchichas. Una vez lo tengamos, ataremos los bordes del film haciendo un nudo con el mismo.
Colocaremos una olla con agua y en cuanto hierva, coceremos las salchichas durante 8 minutos. Retiraremos, dejaremos enfriar un poco para poder retirar el plástico y ya tenemos nuestras salchichas listas.
Podemos comerlas calientes o frías y acompañarlas con la salsa que más os guste. En este caso ha sido mostaza casera.




Tarrina de yogourt y compota sin azúcar

Las frutas son un grupo de alimentos muy importante para nuestra salud. Lo ideal es tomarlas enteras, con toda la pulpa y por tanto toda la fibra que contienen. En casa tenemos la suerte de tener fruta de nuestros arbolitos y debido al excedente, a veces preparo compota para no desperdiciarla.  Por supuesto nunca le añado azúcar y la solemos tomar acompañada de canela o en otros casos la utilizo para endulzar otras preparaciones como bizcochos, galletas...

Hoy os dejo una idea muy sencilla y deliciosa, ideal para cualquier momento del día y que acepta mil variaciones.





Ingredientes:
  • 1 yogurt natural de  cabra, griego o el que gustéis
  • compota de manzana
  • semillas de chía
  • semillas de lino
  • canela


Procedimiento:

Tal y como veis en la imagen, no tiene mucha ciencia. simplemente consiste en colocar capas de yogurt, compota y semillas al gusto, coronando todo con canela.
Para realizar la compota simplemente debéis pelar y descorazonar las manzanas que vayáis a utilizar. A continuación las colocáis troceadas en una cacerola con un dedo de agua en el fondo. Las dejáis cocer unos 15 minutos aproximadamente (todo dependerá de la cantidad, el tipo de manzana, etc), revolviendo de vez en cuando para que no se peguen al fondo. Si se secan en exceso podéis ir añadiendo un poco más de agua (dependerá del agua que desprenda la manzana). Una vez esté blanda tenéis varias opciones: dejarla tal cual, con trocitos más grandes, aplastarlos con un tenedor para que sean más pequeños o como suelo hacer yo, darle un golpe de batidora para que quede más fina. Al gusto del consumidor. Por supuesto podéis hacer esta preparación con peras u otras frutas.




Nota: podéis cambiar el yogur por queso batido, la compota de manzana por la de pera, las semillas por frutos secos....

















lunes, 19 de febrero de 2018

"Lasaña" de berenjenas

Hoy os traigo una receta deliciosa que preparé de manera improvisada pero que resultó muy sabrosa. Se trata de una "lasaña" en la que la pasta es sustituida por rodajas de berenjenas de nuestras huertas.





Ingredientes:

  • berenjenas ecológicas o de proximidad
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cebolla pequeña
  • tomates eco maduros (si no tenéis podéis usar un bote de tomate natural triturado)
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • orégano
  • 1 hoja de laurel
  • pimienta
  • queso (yo utilicé en este caso mozzarella fresca para el relleno pero podéis usar de cabra)
  • queso de cabra rallado
  • atún en lata al natural



Procedimiento:

Lo primero que haremos será cortar las berenjenas en rodajas o a lo largo, haciendo lonchas no muy gruesas. Las salaremos y las dejaremos en un escurridor durante una media hora para que "suden" y desprendan el amargor. Transcurrido este tiempo, las secaremos con un papel absorbente.
Calentaremos una plancha o sartén y las doraremos ligeramente por los dos lados (podemos poner un poquito de aceite para que no se peguen, pero cuanto menos mejor pues la berenjena lo absorbe en exceso). Otra opción sería hacer este proceso en el horno (unos 10 minutos).
Mientras doramos las berenjenas podemos ir preparando también la salsa de tomate. Para ello sofreiremos en un una sartén con un chorro de aceite, los dientes de ajo y la cebolla troceados. A continuación añadimos el tomate, un poco de pimenta, sal, orégano al gusto y una hoja de laurel. Cocinaremos a fuego no muy fuerte revolviendo de vez en cuando vigilando que no se adhiera a la sartén. Cuando la salsa se haya cocinado y reducido, incorporaremos el atún bien escurrido y reservaremos.
Ahora ya podemos montar nuestra lasaña. Engrasaremos el fondo del recipiente elegido con aceite e iremos colocando una capa de berenjena, sobre ésta la salsa de tomate y a continuación la mozzarella en rodajas finas o el queso que utilicéis. Repetiremos este proceso hasta que terminemos los ingredientes y finalmente colocaremos un poco más de queso de cabra rallado por encima.
Cocinaremos en el horno previamente calentado durante unos 30 minutos aproximadamente y a disfrutar.

miércoles, 25 de octubre de 2017

Budin de calabaza y almendras relleno de crema de calabaza y cacao

Como sabéis, siempre recomiendo cocinar productos de temporada y de nuestra zona pues además de estar más sabrosos, son más baratos. En este caso he preparado unos budines de calabaza aprovechando que tenemos un montón de nuestra huerta.
Están muy ricos y si queréis mejorarlos, podéis rellenarlos de una crema de calabaza facilísima y como siempre saludable.




Ingredientes (para tres como los de la foto)


  • 3 huevos caseros, eco, camperos..

  • 1 taza y 1/2 de harina de almendra (trituráis la almendra y listo).

  • 1 taza de calabaza al vapor

  • especias al gusto: canela, vainilla, nuez moscada, jengibre y cardamomo le he puesto yo.

  • endulzante o miel 

Procedimiento:
Lo primero que haremos será cocer al vapor la calabaza. También podría usarse calabaza asada o cocida (en este último caso, habría que escurrirla muy bien para que no quede demasiado húmeda la preparación).
Una vez haya enfriado un poco la calabaza, simplemente añadiremos el resto de los ingredientes y batiremos enérgicamente hasta homogeneizar la mezcla.
Precalentaremos el horno a 180Cº y colocaremos el preparado en el molde deseado. Yo he utilizado en este caso tres pequeños moldes de silicona, pero podéis usar uno más grande y hacer un único pastel.
Horneramos unos 25 minutos aproximamadamente comprobando con un palillo que estén en el punto deseado.
Una vez enfriados podemos comerlos así o rellenarlos con una crema de cacao.

Nota: podéis sustituir la almendra por avena, o poner mitad y mitad pero en este caso ya no sería paleo ni apto para celiacos.




Ingredientes para la crema:


  • 150 g de calabaza al vapor

  • 1 plátano bien maduro

  • 1 o 2 cucharadas de cacao puro en polvo 

Simplemente debéis colocar los ingredientes en el vaso de la batidora y formar la crema. Yo no he añadido ningún tipo de endulzante, pero si lo deseáis podéis ponerle estevia, miel o el edulcorante que gustéis.


Nota: esta crema es ideal para rellenar tortitas, creps o cualquier tarta o bizcocho.



miércoles, 15 de marzo de 2017

Pastelitos de vainilla y canela

Hoy he preparado estos pastelitos proteicos en menos de 3 minutos. Simplemente se mezclan los ingredientes y en este caso he utilizado un aparato para hacer pastelitos pero podéis hacerlos en moldes de silicona en el microondas o en el horno.



Ingredientes:

  • 1 plátano maduro
  • 40 gr de proteína de guisante sabor vainilla
  • 20 gr de coco rallado
  • 20 gr de harina de almendra
  • 10 gr de semillas de lino trituradas
  • 180 gr de claras de huevo
  • 50 gr de requesón, queso batido, yogur..
  • 1/2 cucharadita de levadura en polvo
  • canela para decorar  

Procedimiento:

Batir bien todos los ingredientes. Podéis hornearlos a 175ºC unos 25 minutos en el horno convencional, hacerlos en el microondas en unos 4 minutos o utilizar mi sistema en tan sólo 3.
Una vez listos podéis espolvorearlos con canela y acompañarlos de lo que deseéis.


Pastelitos proteicos sabor chocolate

Estos pastelitos se hacen en tan sólo unos minutos. Yo los he cocinado en una máquina de hacer brownies pero podéis hacerlos en el horno o en el microondas. Ideales para desyunar o tomar a media mañana. Por su alto contenido en proteínas resultan ser muy saciantes y además están deliciosos.






 Ingredientes:

  • 150 ml de clara de huevo
  • 15 gr avena
  • 10 gr de semillas de lino trituradas
  • 30 gr de proteína de guisante sabor chocolate
  • 20 gr de requesón o queso batido 



Procedimiento:

Simplemente tenéis que colocar todos los ingredientes en el vaso de la batidora y procesar hasta que esté todo bien mezclado. Verter la mezcla en la máquina o moldes en los que los vayáis a cocinar y listo. En este caso han tardado unos 7 minutos en hornearse. 

Nota: si no tenéis proteína de chocolate podéis añadir más harina de avena, coco, almendra.. y un par de cucharadas de cacao. En este caso deberéis utilizar además algún endulzante (la proteína ya es dulce).






Galletas de avena y zanahoria

Hoy os dejo una nueva versión de las galletas de avena con calabaza. Mi pequeña se ha aficionado tanto a las galletas caseras que ahora todos los fines de semana nos ponemos manos a la masa y hacemos galletas para toda la semana. 
En este caso hemos sustituído la calabaza por zanahoria y la crema de cacahuete por crema de anacardo, pero podéis combinar los ingredientes como deseéis.






Ingredientes:

  • 3 zanahorias 
  • 1 taza de harina de avena
  • 1 pizca de sal
  • 1/2 cucharadita de levadura
  • 2 cucharadas rasas de azúcar moreno, miel, .. o lo que deseéis
  • 1/3 de taza de bebida de almendra o la leche que uséis
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 cucharada de crema de anacardos
  • 1 huevo casero o campero más 2 claras

Procedimiento:

 Lo primero que haremos será cocinar la zanahoria al vapor o hervirlas hasta que estén lo suficientemente blandas como para hacer un puré con ellas.
Las dejaremos enfriar y mientras tanto haremos la mezcla del resto de los ingredientes, por un lado los secos, por el otro los húmedos. Finalmente mezclaremos todo, añadiremos la zanahoria y amasaremos bien la masa. Una vez tenga la consistencia que queremos (si queda muy líquida añadiremos más harina y si está muy seca algo más de leche) la dejaremos reposar unos 10 minutos.
Pasado este tiempo extenderemos la masa sobre una superficie y con el rodillo aplastaremos la masa.
Si tenemos moldes para darle formas sería lo ideal y las vamos colocando sobre papel de hornear en la bandeja.
Precalentaremos el horno a 150ºC y dejaremos dorar unos 20 minutos.



Nota: procurad que todas la galletas tengan más o menos el mismo grosos para que no haya diferencias en la cocción. También recomiendo no hornearlas en exceso pues de lo contrario quedará muy secas y duras.

Bollo de trigo sarraceno

Este bollo está hecho con trigo sarraceno, también llamado alforfón y es uno de los cereales que no contiene gluten. Yo lo suelo utilizar para hacer creps saladas (podéis ver la receta en entradas anteriores) pero en este caso he probado a sustituir la avena que es lo que más suelo utilizar por él. El resultado fue un bollito muy saciante y apetitoso.






Ingredientes:

  • 2 claras de huevo
  • 2 cuchadas de harina de trigo sarraceno
  • 1/2 cucharadita de levadura
  • 1/2 cucharadita de canela o al gusto
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 1 manzana pelada y descorazonada
  • endulzante, miel,... al gusto
  • nueces

Procedimiento:

Mezclar todos los ingredientes excepto las nueces que las añadirmos una vez tengamos la mezcla en el molde. Yo utilizo los de silicona pues no es necesario engrasar ni enharinar.
Precalentar el horno a 180ºC y hornear durante unos 25 minutos. Vigilar porque el tiempo variará según el tamaño del molde, horno, etc.. Hacer la prueba del palillo para comprobar que está seco.
Dejar enfriar sobre una rejilla y a disfrutar. 

Nota: si no tenéis la harina pero sí los granos, podéis dejarlo a remojo en agua y una vez ablandado triturar con la batidora junto al resto de la mezcla.



Galletas de lino y anacardos

Hoy os dejo una nueva versión de las galletas de lino. En este caso he sustituido la crema de cacahuete por crema de anacardos. El resultado estupendo también. Os animo a probarlas con otros frutos secos si estos no son de vuestro agrado.




Ingredientes:

  • 1/2 taza de semillas de lino trituradas
  • 1 huevo casero o campero
  • 2 claras
  • 3 cucharadas de crema de anacardos
  • 1/2 cucharadita de levadura
  • una pizca de nuez moscada
  • una pizca de canela
  • miel, azúcar moreno o edulcorante al gusto (yo usé stevia)
  • trocitos de chocolate negro, pasas... (opcional) 

Procedimiento:

Mezclar todos los ingredientes en un bol mientras precalentáis el horno a 150 ºC. 
Colocaréis papel de hornear sobre la bandeja que vayáis a utilizar e iréis cogiendo porciones de la mezcla con una cuchara o con las manos previamente humedecidas pues es una mezcla muy viscosa y pegajosa. Una vez repartida la mezcla en bolitas aplastadas, las hornearéis unos 7 minutos por cada lado (darle la vuelta a mitad de cocción). Dejar enfriar y listo.



Nota: por despiste las he horneado con el ventilador activado por eso han subido más de lo habitual, normalmente quedan algo más planas, pero el sabor es el mismo.

Galletas de avena, fruta y nueces

 Esta es otra opción de galletas sin azúcar añadido. El dulzor lo aportan las frutas. Podéis sustiuir la avena por cualquier otro cereal según vuestros gustos o necesidades.





Ingredientes:

  • 1 plátano maduro
  • 1 manzana rallada
  • 100 gr de harina de avena
  • 40 gr de copos de avena
  • 1 huevo casero o campero
  • 25 gr de nueces troceadas
  • 1 cucharada de harina de lino
  • canela, jengibre y nuez moscada al gusto

Procedimiento:

Colocar en un bol el plátano y aplastarlo bien hasta hacer un puré. Añadir una manzana pelada y rallada. Incorporar el huevo y mezclar. A continuación incorporar la harinas, los copos de avena y las especies. Amasar bien, añadir las nueces y seguir amasando hasta que la mezcla esté bien integrada.
Colocar papel de hornear en una bandeja de horno e ir depositando las galletas a las que le daremos forma con las manos (esta masa es muy difícil de estirar con rodillo y darle forma de otro modo).
Precalentar el horno a 150ºC y cocinar unos 20 minutos (el tiempo dependerá del grosor de las galletas, vigilar). A mitad de cocción recomiendo darles la vuelta.




Bizcocho de vainilla proteico

Como sabéis, una manera de aumentar el contenido proteico de mis preparaciones es añadir proteínas a las mismas y también claras de huevo. En este caso he usado proteína de guisante con sabor a vainilla y el resultado fue fantástico. Si no queréis utilizar la proteína, como siempre podéis sustituirla por más avena, harina de almendra, coco... al gusto.
Textura suave y húmeda. Os lo recomiendo. 





Ingredientes:

  • 1 manzana grande pelada y descorazonada
  • 15 gr de avena
  • 15 gr de proteína de guisante
  • 1 huevo casero o campero
  • 2 claras
  • 1 yogur natural (ideal de cabra)
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 1 puñado de nueces, almendras...

Procedimiento:

Mezclar todos los ingredientes con la batidora excepto los frutos secos elegidos que los colocaremos sobre la mezcla una vez que la hallamos colocado en el molde elegido.
Precalentar el horno a 180ºC y hornear unos 25 minutos. Hacer la prueba del palillo para comprobar la cocción.
Desmoldar y dejar enfriar sobre una rejilla.




domingo, 8 de enero de 2017

Berenjenas y mejillones picantes con tomate

Ayer estuve revisando lo que tenía  en el congelador y me encontré berenjenas y mejillones. Las berenjenas son de nuestra huerta pero como tuvimos gran candidad en su momento, les había escaldado, escurrido y congelado para utilizar en otro momento. La verdad es que es la primera vez que lo hacía con esta hortaliza y se conservan estupendamente. Los mejillones también los había congelado en su agua de cocción tras abrirlos al vapor por ello fue muy rápido elaborar esta receta. Lo más laborioso fue hacer una salsa de tomate y después tan sólo integrar los ingredientes. El resultado fue sorprendente. Os lo recomiendo.




Ingredientes:
  • 2 berenjenas cortadas en rodajas y escaldadas
  • 1 kilo de mejillones abiertos al vapor y sin concha
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cebolla pequeña
  • 1/2 pimiento rojo
  • tomate natural tritutado
  • sal
  • orégano
  • 2 hojas de laurel
  • 2 cayenas
  • agua de cocción de los mejillones
  • AOVE 

Procedimiento:

Para la salsa de tomate poché lentamente los ajos laminados junto con la cebolla y el pimiento finamente cortados y dos cayenas en una sartén con muy poquito aceite de oliva. Una vez dorado lo anterior, añadí tomate natural troceado, las hojas de laurel y un poco de agua de cocción de los mejillones. A fuego muy lento se fue haciendo la salsa. Cuando ya estaba lista la trituré con la batidora tras retirar las hojas de laurel. Añadí sal y orégano y a continuación la berenjena. Lo dejé cinco minutos y a continuación agregué los mejillones. Dejé que los sabores se mezclaran un par de minutos y a la mesa. Una delicia.

Nota: si no queréis que sea un plato picante, no olvidéis retirar también la cayena antes de triturar la salsa. Yo no lo hice pues quería que picara.